top of page
Screenshot (191).png

LA voz del escritor hispano en nueva york

Autores-Literatura-Reseñas-Cultura y más.

5 Poemas esenciales de Luis Mario Arana


Luis Mario Hernández Arana, 26 de abril del año 1978, Chalchuapa, Santa Ana, El Salvador. Escritor novel, empresario y distribuidor independiente de productos de belleza y nutrición, así mismo es Técnico en sistemas informáticos. Se graduó de bachiller en Comercio y Administración del Instituto Nacional Isidro Menéndez de San Miguel en la especialidad de Contador en el año 1997. Publica su primer libro de poesía en el año 2022, titulado "101 Poemas de amor escritos en 20 días" bajo el sello de nuestra editorial Golden Empire Editions, como parte de la colección Retro Español, dicha obra marca el inicio de su carrera en los caminos de la escritura y del cual te compartiremos en esta ocasión parte de su esencia.




Ver en Facebook


El autor nos lleva al campo de batalla donde se ejecuta una lucha entre la pasión y la razón entre amantes retados por las prohibiciones sociales, a traves de una manifestación de sentimientos que expresan una entrega total hacia el ser amado.


1. Amor Ausente[1]


Qué bonito todo lo que siento

todo en mi entorno cambia al verte,

cielo y tierra no pueden mentir,

el placer al momento de conocerte.


Testigos son el sol y la luna de mi sentir,

ellos son testigos de mi tormento,

del tiempo que siempre estás en mi pensamiento,

del vacío que causas a cada momento,

por no tenerte junto a mí día a día,

las noches parecen tomentos y jaurías.


La soledad de mi cama te reclama,

el calor de mis brazos de extraña,

y cada instante mi alma exclama

tu alegría y tu tez delgada y clara.



 

2. Mi Ángel


Pocas serían las palabras ante tu encanto,

por cuanto has hecho por mí en mis quebrantos,

tu voz dulce susurrante ante mis penas,

librando mi alma de mis condenas.


No importando la distancia

has estado siempre a mi lado

buena amiga, siempre para escuchar y atender,

a un pobre y frágil que de su amor

ya no es menester.


Cuantas lágrimas secaste

en mis noches de torturas,

cuantos abrazos en los momentos de locura,

cuanto has hecho en mi simple vida

mi buena amiga,

llenando de paz y ternura en mis horas de fatiga.


Como un ángel, brillas con tu luz única,

como buena compañera bajo la luna,

pobre sería de mi vida si te perdiera,

como el bello matiz de las flores en primavera.


Princesa de ojos oscuros,

noble alma limpia y pura,

quien, por tus gestos de dulzura,

abrazaría tu corazón tierno y puro.



 

3. Rosales Secos


Los rosales se han secado ya,

una señal de que no volverás,

¿Qué te hicieron vida mía?

¿Quién marchitó el alma y lo mató con saña?

a quien mi corazón tanta ama.


¿Cuánto cuesta tu amor ángel mío?

¿Cuánto debo pagar por tu alivio?

pagar con mi vida quisiera,

aunque por ti yo muriera.


Devórame maldito enemigo del amor,

aplaca tu ira y tu furor,

deja en paz a mi amor, al que,

si mi vida entregar pudiera,

por verle feliz yo cediera.


Mi ser sin su amor demora,

la fatídica muerte que ya tiene su hora,

detuvo severamente mi vida atroz,

cual mendigo moribundo calló mi voz.



 

4. Ausencia del Alma


Vagan nuestros cuerpos, sediento uno del otro,

desiertas nuestras almas vacías, así vagan ya.

El jardín me reclama tu presencia,

y pregunta: ¿Dónde has ido ya?


Mi cuerpo reseco por tu ausencia

moribundo yace en frías laderas,

mis labios anhelan tu esencia,

susurrando exclaman: ¿Cuándo volverás?


Cruel noche despiadada y vacía

cuando en mi pecho me dejaste,

vacío y adolorido, me di cuenta que te perdía,

sin saber la razón por la cual te marchaste.


Responde pues, a tu promesa

de aquella noche de primavera,

donde cómo, por vez primera,

tu cuerpo me entregabas.


Cuando hasta tu alma besaba

y tus labios carmesíes

decían que me amaban en un loco frenesí.


Tu cuerpo estremecido, frío e inerte

yace tendido por vil voraz muerte,

y yo en mi suplicio grito fuerte;

¡Morir, morir! a no poder tenerte.



 

5. Tu llegada


Colmas mi vida a cada momento,

pues eres la razón de mi alegría,

así como cantan las aves en algarabía,

al ocultarse el firmamento.


Aguardando tu llegada,

presa ha estado mi alma,

pues, sabía que esperaba

el momento de tu llegada.


Que regalo más hermoso,

resguardado por el universo,

un alma limpia y pura,

con destellos de ternura.


¡Oh mi corazón desea amarte!,

mi alma a ti se entrega,

mi espíritu se amansa,

y mi cuerpo por ti espera.


 

Citas:


[1] (Arana, 2022)


Bibliografía:


  • Arana, L. M. (2022). 101 Poemas de Amor escritos en 20 dias . New York: Golden Empire Editions Multimedia.

Si deseas adquirir el poemario de Luis Mario Arana puedes hacerlo dando clic aquí.



22 views0 comments

Comentários


    bottom of page